sábado, 25 de febrero de 2012

PARA ELISA



Empiezo temblorosa con mis manos a probar, las notas empiezan a fluir, como si lo hubiera echo ya,
tu me miras desde lejos, burlandote tal vez, creyendo que yo no puedo una sola nota sostener,
el sonido de esta melodía me hace volver a ser una niña solo por una vez, me siento embriagada en cada nota que suena, en cada clave de sol en la que me debo detener, en medio de cadencias y alegros, siento tu respiracion a mis espaldas, pones tus manos a mi alrededor y le das armonía a la música, me pides que lo vuelva a tocar, y empieza PARA ELISA a sonar.
Mas alla del sonido, del tiempo, de las horas, nos perdemos en la nada, el latir de nuestro corazón va al ritmo de cada nota entonada. Bailamos, sonreímos, nos miramos, nos deleitamos, pero en solo una fracción de segundo caemos de nuevo en nuestro mundo, en el que cada día somos mas lejanos, mas tiesos, mas fríos y nuestra melodía se vuelve confusa, nunca llegua a su glorioso final, queda estancada por el miedo a sonar, a tocar una nota mal, a desentonar, a errar, pero es asi como empiezan las mas famosas sinfonías, con errores y borrones, con lamentos o entre risas,así  surgen las más bellas melodías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario